Auténtico sabor a barbacoa
Las recetas más sorprendentes

Pechugas de pollo jugosas Carcoa

Prepárate para probar las pechugas de pollo más sabrosas y jugosas con la receta Carcoa.

Este plato que parece sencillo de preparar requiere de algunos trucos para que quede en su punto, ya que el problema de las pechugas de pollo es que muchas veces quedan secas y sin sabor. ¡No te preocupes! Te los contamos todos en esta receta.

Un plato que no puede faltar en nuestras barbacoas, a los niños les encanta y los mayores lo volverán a disfrutar con nuestra receta.

pechugas carcoa

Ingredientes

  • Un kilo de pechugas de pollo
  • 1 taza de aceite de oliva
  • Zumo de un limón
  • Dos dientes de ajo
  • Tomillo
  • Romero
  • Calabacín
  • Berenjenas
  • Espárragos

Preparación

  1. Comenzamos limpiando las pechugas de pollo. Eliminamos la piel, la grasa y los huesos. Las reservamos en un plato.
  2. Ahora vienen el momento más complicado. Tenemos que realizar hendiduras en las pechugas, para ello cogemos un cuchillo afilado y sin dientes, hacemos las hendiduras transversales en las pechugas y lo más importante no cortar la carne hasta el final. Estas marcas nos ayudan a que la pechuga nos quede en su punto y el adobo se absorba perfectamente.
  3. Para realizar el adobo, mezclamos en una taza el aceite, el zumo de un limón, un diente de ajo muy picado y las hierbas aromáticas que más nos gusten, en nuestro caso hemos elegido tomillo y romero.
  4. Para que las pechugas absorban todo el sabor del marinado, utilizaremos una bolsa de plástico para congelar y colocamos dentro las pechugas, a continuación añadimos por encima el marinado. Debemos dejarlas reposar la noche anterior en el frigorífico.
  5. Sacamos las pechugas del frigorífico una vez pasado el tiempo de reposo y escurrimos el marinado.
  6. Por último, solo nos queda preparar las brasas. Es importante la temperatura de cocinado de las pechugas, ya que si es muy alta, estas se arrebatarán fácilmente, se quemarán por fuera y quedarán crudas por dentro.

Colocamos las pechugas en la parrilla y cuando esté hecha por un lado, damos la vuelta a la parrilla y cocinamos por el otro.

Para acompañar las pechugas vamos a preparar unas verduras a la parrilla, así nuestro plato quedará perfecto.

Comenzamos lavando bien el calabacín y las berenjenas y las secamos.

Para que las verduras queden perfectas en la parrilla, debemos cortar las berenjenas de forma longitudinal y con un espesor de medio centímetro aproximadamente. Sin embargo para preparar un buen calabacín a la parrilla, lo mejor es cortarlo en rodajas.

Para darles un toque extra de sabor a las verduras, las pincelamos con un el mismo adobo que hemos preparado para las pechugas.

Lo mejor es cocinar cada verdura por separado, ya que cada una requiere un tiempo de cocinado diferente.

También puedes acompañar este plato con unos espárragos trigueros, ya que son muy sabrosos y fáciles de cocinar. Si te apetece preparar otras verduras, pásate por aquí y descubre las mejores verduras para poner en tu parrilla.

¡Disfruta de unas jugosas pechugas a la parrilla!